6 de agosto de 2012

Siete minutos de gloria

"Siete minutos de terror". Así es como bautizó la NASA la maniobra que comenzaba con la entrada atmosférica de la cápsula del Curiosity y finalizaría con el rover posado sobre suelo marciano.

NOTA: Los tiempos están referidos a la llegada de datos a la Tierra y en horario peninsular español. En tiempo real, habría que restar 14 minutos que es el tiempo que tardaron en llegar.

La reentrada

Estos siete minutos de terror comenzaban a las 07:24 de la mañana del 6 de agosto de 2012. Tan sólo un minúsculo error en el balanceo de masas hubiese provocado la desintegración del rover ya que el escudo térmico no podría proteger al Curiosity de los 2100º C que se alcanzarían debido a la fricción.

Recreación de la cápsula entrando en la atmósfera. Créditos: NASA / JPL-Caltech.

Pero todo ha ido bien y ha entrado en la atmósfera correctamente a la nada despreciable velocidad de 21000 Km/h, reduciendo la velocidad en más de 10 veces.

El paracaídas

Aún así, el punto más crítico de estos siete minutos todavía estaba por llegar. Cuando eran las 07:28 era el turno de la apertura del paracaídas, y este proceso no admitía error. Cualquier defecto en esta apertura hubiese acabado con el rover cayendo irremediablemente al vacío a una velocidad de 1400 Km/h.

Imagen obtenida por un orbitador donde se ve la cápsula con el paracaídas ya desplegado. Créditos: NASA / JPL-Caltech.

Pero el paracaídas se abrió sin ningún problema. La alegría y la emoción estallaron en la sala de control de JPL, contagiándonos de esta alegría a todos los demás que estábamos siguiendo el evento desde el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), MDSCC (INTA-NASA) o cualquier otro punto del planeta.

Pasados 24 segundos de la apertura, el escudo térmico se desprendió de la cápsula: ya había cumplido su cometido. También el paracaídas hizo su labor reduciendo la velocidad hasta los 450 Km/h estando el rover a una altura de 3 Km sobre suelo marciano. El paso más crítico había sido superado.

Skycrane y descenso

A las 07:30 sucedió la maniobra que yo calificaría de más espectacular de estos "7 minutos de terror", que es cuando de la cápsula se desprendía el skycrane, una grúa donde el Curiosity está acoplado. Al desprenderse, un conjunto de 8 retrocohetes (4 principales y 4 auxiliares) redujeron la velocidad desde los 300 Km/h hasta los 0 Km/h, situando el rover a una altura de 20 metros sobre el cráter Gale. Sólo de pensarlo da sensación de vértigo.

Recreación del skycrane con los retrocohetes activados. Créditos: NASA / JPL-Caltech.

Tan sólo un minuto tardaron los retrocohetes en frenar totalmente el skycrane, y fue a esa hora, las 07:31 cuando el Curiosity se descolgaba suavemente hacia el suelo marciano. En 20 segundos el rover tocaría el ansiado suelo rojo de nuestro vecino. Y así fue. La apoteosis se desataba: abrazos, aplausos, alegría, lágrimas... La sala de control de JPL destilaba júbilo ante la gran proeza, realizada de manera impecable. Seguro que muchísima gente compartió esa alegría vivida en las salas de Pasadena.

Y finalmente, las imágenes enviadas por el propio Curiosity que indicaban que, efectivamente, el rover había aterrizado suavemente, tal y como estaba previsto.

Primeras imágenes enviadas por el Curiosity que situaban el rover en suelo marciano. Créditos: NASA / JPL-Caltech.

Fue entonces cuando esos "siete minutos de terror" se convirtieron en siete minutos de gloria.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

5 de agosto de 2012

Diez curiosidades sobre Curiosity (10)

Curiosidad 10: El objetivo
Día -1

El objetivo del Curiosity es analizar el potencial que tiene Marte para albergar vida, tanto en el presente como en el pasado. Para ello, analizará parámetros geoquímicos de diferentes estratos que representan las distintas edades geológicas de Marte.

Además, servirá para estudiar las características que requerirían un futuro traje de astronauta para la exploración marciana en un viaje tripulado. Los instrumentos del Curiosity serán los encargados de tomar los datos durante el tiempo que dure la misión MSL.

Imagen general de Marte. Créditos: NASA / Hubble.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

4 de agosto de 2012

Diez curiosidades sobre Curiosity (9)

Curiosidad 9: La instrumentación
Día -2

En enero de 2004 llegaron a Marte los rover Spirit y Opportunity. Pocos meses después, todavía en 2004, comenzó la propuesta de instrumentos para la misión Mars Science Laboratory. Ocho años después, esos instrumentos están a punto de llegar a su destino.

Curiosity cuenta con varias cámaras (MastCam, MAHLI, MARDI), un espectroscopio LIBS (ChemCam), un espectrómetro de rayos X (APXS), un detector de radiación (RAD), un medidor de hidrógeno (DAN), un instrumento para tomar medidas durante el aterrizaje (MEDLI), cámaras de apoyo (HazCams y NavCams) y la estación medioambiental de elaboración española REMS.

Instrumentos a bordo del Curiosity. Créditos: NASA.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

3 de agosto de 2012

Diez curiosidades sobre Curiosity (8)

Curiosidad 8: La energía
Día -3

Los rover Pathfinder, Spirit y Opportunity se alimentaban gracias a los paneles solares que incorporaban, transformando la energía de nuestra estrella en energía eléctrica para moverlos y hacer funcionar todos los instrumentos. Pero Curiosity, por si no os habíais fijado, no incorpora estos paneles.

El Curiosity se alimentará gracias a un RTG (Generador Térmico de Radioisótopos), es decir, una pila nuclear. Los paneles solares serían inviables, ya que mover los 899 Kg. del rover y hacer funcionar los 80 Kg. de instrumentación requerirían unos paneles desproporcionados, así que se optó por esta solución que proporcionará energía al rover al menos durante 1 año marciano.

El Curiosity y sus predecesores (Spirit/Opportunity y Pathfinder) a escala real. Créditos: NASA.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

2 de agosto de 2012

Diez curiosidades sobre Curiosity (7)

Curiosidad 7: Las temperaturas
Día -4

Todos los instrumentos del Curiosity se desarrollaron en la Tierra, donde la temperatura ambiente oscila entre los -89º C y los +57º C (+14º C de temperatura media), pero en Marte esto no será así ya que allí las temperaturas estarán comprendidas entre los -90º C y +15º C con una temperatura media de -40º C.

Pero esas temperaturas son ridículas comparadas con las que tendrá que soportar en la entrada a la atmósfera marciana: rondarán los 2100º C y se alcanzarán unos 15 segundos después del primer contacto atmosférico. Por suerte, el escudo térmico de la cápsula del Curiosity evitará el sobrecalentamiento del rover.

La cápsula del Curiosity entrando en la atmósfera marciana. Créditos: NASA/JPL-Caltech.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

1 de agosto de 2012

Diez curiosidades sobre Curiosity (6)

Curiosidad 6: El lugar elegido
Día -5

La elección del lugar para el aterrizaje del rover Curiosity no fue tarea fácil, ya que había varios candidatos: el delta Eberswalde, el cráter Holden, el cráter Gale, Mawrth Vallis, Nili Vallis, el cráter Miyamoto y South Meridiani Planum.

Tras una votación por parte de un comité científico, el lugar donde aterrizará Curiosity será el cráter Gale, próximo al ecuador marciano. Gale es un cráter de 154 Km de diámetro nombrado así en honor de Walter Frederick Gale. Posee un gran macizo central de 5 Km de altura y hay evidencias que indican que en el pasado albergó grandes cantidades de agua.

El cráter Gale, lugar de aterrizaje del Curiosity. Créditos: Anderson & Bell.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.