9 de diciembre de 2014

Así se formó... Mount Sharp en Marte

Ya tocaba hablar del rover Curiosity, y es que la exploración del sistema solar se ha visto dominada por el dúo Rosetta/Philae, pero la semana pasada la NASA anunció que el lunes 8 de diciembre ofrecería una rueda de prensa para revelar los últimos hallazgos geológicos del rover.

El leitmotiv ha sido cómo se formó Mount Sharp. Por lo tanto, tenemos otro post dentro de la serie "Así se forma...", pero esta vez tratando algo mucho más pequeño que un cúmulo globular o una estrella gigantesca. Hoy, hablamos del aspecto puntual de un planeta.


Imagen 1: Aspecto de Mount Sharp en el centro del cráter Gale. La zona de aterrizaje de Curiosity está marcada con una elipse abajo hacia la derecha. Créditos: NASA/JPL-Caltech/ESA/DLR/FU Berlin/MSSS.
¿Demasiadas capas?

Para comenzar, sabemos que por el cráter Gale circuló el agua. Varias rocas así nos lo han confirmado. Pero hay algo que ha desconcertado a los científicos: la presencia de capas en Mount Sharp, la montaña que se eleva sobre el lecho del lago. Y no hablamos de una capa ni de dos, sino de cientos de ellas.

"Hemos encontrado rocas sedimentarias que sugieren pequeños deltas apilados uno sobre otro", apunta Sanjeev Gupta, miembro del equipo del Curiosity en el Imperial College de Londres (Reino Unido), donde cada una de esas capas se correspondería con uno de los deltas formados por acción de la sedimentación.

 
Imagen 2: Disposición uniforme de capas sedimentarias mostrando un patrón típico de depósitos. Créditos: NASA/JPL-Caltech/MSSS.

Actualmente, Curiosity está investigando las capas sedimentarias más bajas de Mount Sharp en una sección de roca que mide unos 150 metros en una zona llamada "formación de Murray" donde los ríos transportaban limos y arenas hacia el lago y una vez allí, los sedimentos quedaban depositados.

Ciclos de agua-sequía

El geólogo Nahúm Méndez-Chazarra lo explica: "lo más probable es que se tratase de un lago que se rellenaba y se evaporaba, así sucesivamente durante varios ciclos". Estos ciclos de abundancia y escasez de agua explicarían las distintas capas que se observan en las rocas del cráter formadas por sedimentos lacustres, fluviales y eólicos.

Imagen 3: Reconstrucción del aspecto de Mount Sharp y su entorno mostrando uno de los ciclos de actividad. Créditos: NASA/JPL-Caltech.

"Lo más importante de un lago que se regenera repetidamente es que cada ciclo representa un nuevo experimento para decirnos cómo funciona el medio ambiente", explica John Grotzinger, científico principal del rover Curiosity en el California Institute of Technology en Pasadena (Estados Unidos). "Tendremos una serie de experimentos donde se mostrará cómo el agua, la atmósfera y los sedimentos interactúan", añade.

Estratos diferenciados 

Mientras había abundancia de agua, los depósitos sedimentarios lacustres y fluviales iban depositando, pero cuando había escasez, el viento era el encargado de erosionar y depositar unos sedimentos eólicos con una morfología distinta a los anteriores, de ahí que las capas estén claramente diferenciadas.

 
Imagen 4: Diagrama que muestra cómo se pudo haber formado Mount Sharp dentro del cráter Gale. Créditos: NASA/JPL-Caltech.

Se estima que el agua llegaba a alcanzar una altura de 200 metros sobre el lecho del lago, y los ríos que fluían desde el borde del cráter arrastraban los sedimentos que alimentaron el macizo central. Además de crear unos sedimentos distintos, la acción eólica también se encargó de modelar ese macizo central. Poco a poco, entre el viento y el agua han esculpido el aspecto que Mount Sharp nos muestra actualmente.


 
Imágenes 5 y 6: (arriba) Diagrama representando las corrientes fluviales que llegan al lago. Cuando estas corrientes se desaceleran los sedimentos se depositan formando un delta y un prisma sedimentario que se ensancha conforme nos adentramos en el lago. (abajo) Representación del lago que llenaba parte del cráter Gale donde también se aprecian los ríos que aportaban los sedimentos que dieron lugar a Mount Sharp. Créditos: NASA/JPL-Caltech/Imperial College/ESA/DLR/FU Berlin/MSSS.

Desde 2012, cuando llegó Curiosity a Marte, ha recorrido un total de 8 Km donde ha ido descubriendo cómo el suelo ha ido cambiando pudiendo diferenciar entre dos tipos de acción, la fluvial y la de una gran masa de agua. "Curiosity ha cruzado el límite de un ambiente dominado por ríos a uno dominado por lagos", apunta Gupta.

 
Imagen 7: Aspecto de las capas inclinadas formadas en el punto donde uno de los ríos llegaba al lago, mostrando el inicio del delta. La imagen es un mosaico de tomas realizadas el pasado 22 de julio por el instrumento Mastcam a bordo del Curiosity. Créditos: NASA/JPL-Caltech/MSSS.

Michael Meyer, científico jefe del Mars Exploration Program de la NASA en Washington (Estados Unidos), puso la vista en el futuro y afirmó tajantemente lo que poco a poco se está acercando:
"El conocimiento que estamos adquiriendo sobre la evolución del medioambiente de Marte analizando cómo se formó Mount Sharp ayudará a misiones futuras para buscar signos de vida en Marte". Michael Meyer.
Nota de prensa: 
NASA's Curiosity Rover Finds Clues to How Water Helped Shape Martian Landscape 

Referencias:
- California Institute of Technology. 
- Curiosity's Mars crater was once a vast lake. 
- Curiosity - Mars Science Laboratory Project. 
- Imperial College of London.
- Mars Exploration Program.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario