26 de junio de 2012

Acorralado

Tras varios intentos por hallar el bosón de Higgs -también conocido como "partícula Dios"- parece que ahora por fin han dado en el clavo y ya ha sido descubierto, o al menos eso es lo que especula la mayor parte de la comunidad científica.

Finalmente, el próximo 4 de julio saldremos de dudas ya que se dará una rueda de prensa a las 09:00 (hora peninsular española) en el CERN para posteriormente en un congreso internacional que se celebrará en Melbourne (Australia) se mostrará el análisis detallado de los últimos resultados obtenidos en los experimentos ATLAS y CMS. Rolf Heuer, director general del CERN, señala que ya hay "datos suficientes para confirmar si existe o no".

Simulación de cómo deberían ser las trazas del bosón de Higgs. Créditos: L. Taylor / CMS.

El campo de Higgs

Hablar del bosón de Higgs es hablar de masa. Pero un bosón de Higgs no proporciona la masa a la materia, sino el conjunto de todos ellos en un espacio determinado. Es lo que se denomina campo de Higgs.

El "sombrero mexicano" que representa de forma esquemática el campo de Higgs.

El campo de Higgs no es uniforme. Allí donde este campo es más intenso es donde tendremos partículas con más masa. Para hacerlo más visual, utilizaremos un símil:

Imaginemos que llevamos un traje de velcro y que somos partículas elementales. Los bosones de Higgs vendrían representados por trozos de material flotando en el ambiente susceptibles de ser atrapados por el velcro. El conjunto de todos los materiales flotantes formaría el campo de Higgs. Pues bien, cuanto más bosones atrapemos con nuestro traje, más intensidad tendrá el campo de Higgs y, por lo tanto, más masa tendremos.

La búsqueda

Encontrar el bosón de Higgs no es tarea fácil. A la vista está. Esa "H" en la interminable expresión que define el modelo estándar es lo único que queda por descubrir. Además hay que tener en cuenta que la vida de un bosón de Higgs es extremadamente corta:

0,000000000000000000000001s

Como comprenderéis, esta corta vida es otro factor que se suma a las dificultades para encontrarlo. Pero los cálculos teóricos predicen cómo es su desintegración y eso es lo que se busca en el LHC del CERN en Ginebra (Suiza).

Representación del LHC y la ubicación de los distintos experimentos.

Lo que parece claro es que el Higgs se encuentra en una energía situada en torno a 125 GeV, pero Heuer no se quiere pillar los dedos en sus declaraciones: "se necesita tiempo para saber si es el Higgs (...) o si se trata de una forma más exótica de esta partícula".

¿Contradicciones?

Realmente, las declaraciones de Heuer son un poco confusas a mi modo de ver. En la misma rueda de prensa dijo que "hallar el bosón de Higgs es una posibilidad real", sin embargo, también pidió "más paciencia" a la comunidad científica. Esto se puede interpretar de muchas formas. ¿Pide paciencia porque todavía no van a anunciar su descubrimiento? ¿Dice que hallarlo es una posibilidad real porque ya lo han encontrado?

El 4 de julio saldremos de dudas, aunque bajo mi punto de vista, escuchando a Heuer lo primero que me viene a la cabeza es que han encontrado algo que no les encaja con las predicciones teóricas.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario