29 de junio de 2012

Océanos subterráneos

Parece ser que además de poseer un ciclo cerrado de metano, Titán -satélite de Saturno- también posee un océano subterráneo de agua líquida al igual que Encélado -también en Saturno- y Europa, en Júpiter.

Esta posibilidad se ha establecido gracias a la información que nos está aportando la sonda Cassini en base a datos obtenidos durante seis vuelos sobre Titán desde 2006 hasta 2011.

Imagen en el infrarrojo de Titán obtenida por la misión Cassini-Huygens. Créditos: NASA/JPL/Space Science Institute.

La pista

Según el estudio publicado esta semana en la revista Science, la clave para detectar  este océano está en la superficie de Titán ya que se han observado ciertas deformaciones que se adaptan más a un modelo de interior líquido que a uno de interior sólido.

Hipotético corte transversal de Titán mostrando su franja líquida subterránea. Créditos: Science.

Luciano Less, investigador de la misión Cassini, afirma que "las medidas dejan pocas dudas acerca de la existencia de un océano interior". Pero tengo mis dudas cuando Less comenta que han descubierto "otro lugar en el que el agua es abundante", ya que es muy difícil saber que se trata de agua sin haber detectado ningún tipo de hidromagmatismo que establezca una relación directa entre el interior y el exterior de esta luna.

De todos modos, esta noticia se avanzó en noviembre de 2011 donde ya se especuló que bajo la superficie de Titán podría haber un gran océano. Ahora se ha dado un paso más para confirmar esta noticia.

Laboratorio prebiótico

Titán siempre ha sido considerado como un laboratorio de la Tierra primitiva, cuando en ella se empezaba a fraguar la vida. Por lo tanto, analizando Titán podemos intuir cómo era la Tierra por aquella época.

Obtuvimos las primeras imágenes detalladas de este laboratorio prebiótico gracias a la sonda Huygens de la Agencia Espacial Europea, que viajó hasta Titán a bordo de la Cassini. Ahora, la Cassini es la que nos está proporcionando valiosísimos datos acerca de esta luna del Sistema Solar.

Primera imagen obtenida de la superficie de Titán. Créditos: ESA/NASA/JPL/University of Arizona.

Gracias a esta imagen se pudo ver que las rocas de la superficie de Titán habían sido erosionadas por un agente líquido, primera prueba que hubo de elementos líquidos sobre este satélite.

Un mundo de metano

En Titán se dan las condiciones para que el metano en superficie lo podamos encontrar en tres estados: líquido, en forma de océanos; gaseoso, en forma de atmósfera; sólido en forma de bloques de hielo.

Si no estuviera tan lejos, estos lagos de hidrocarburo que pueblan Titán serían el paraíso de las petrolíferas: conseguirían crudo sin necesidad de perforar. Seguro que la gasolina estaría más barata...

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario