16 de enero de 2012

Fobos-Grunt se despide

Posible lugar del impacto de la Phobos-Grunt.
Fuente: Roscosmos.
Tras dar vueltas y vueltas sin control alrededor de nuestro planeta, la sonda rusa Phobos-Grunt finalmente puso fin a su recorrido. Lo hizo a las 18:45 (hora peninsular española) a unos 1200 Km de la isla chilena de Wellington, al sur del país. Tras su caída, se desconocen daños materiales o humanos. Aunque cabe decir que la información del lugar no está confirmada al 100% ya que hay otra vertiente que apoya que los fragmentos cayeron frente a las costas de Brasil.

El objetivo

Desde luego, el objetivo no era acabar en el fondo del mar sino posarse sobre el satélite marciano Fobos, extraer muestras y regresar a nuestro planeta con ellas. Hubiese sido la primera vez que se traen de vuelta de manera artificial fragmentos del sistema marciano.

Error desconocido

El lanzamiento de esta sonda tuvo lugar el 9 de noviembre pero Roscosmos, la agencia espacial rusa, perdió el control a los pocos minutos del lanzamiento quedando el instrumento orbitando nuestro planeta. Días más tarde, antenas de seguimiento de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Perth (Australia) entraron en contacto con ella. La causa o causas por las cuales la sonda no consiguió escapar de nuestro planeta son un misterio y todavía están bajo investigación.

Cuando reentró en la atmósfera, la mayor parte de las 13 toneladas de la Phobos-Grunt se desintegró seguramente acompañada de una gran explosión visible a simple vista sin problemas debido a los más de 7000 Kg de combustible que portaba. Al suelo, o en este caso, al mar, no habrían llegado más de 200 Kg de material.

Y con este, es ya el 17º fracaso de los rusos cuando hablamos de objetivos marcianos. Se les resiste, no hay duda. Suerte la próxima vez.

--
¿Te interesa? Sígueme en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario