29 de septiembre de 2012

Semana marciana

Esta semana se ha celebrado el European Planetary Science Congress (EPSC) en Madrid. Allí se han reunido más de 750 científicos especialistas en ciencias planetarias; un congreso donde se ha llegado a la escalofriante cifra de 990 abstracts aceptados.

Uno de los temas estrella del congreso ha sido Marte. Algunas de las ponencias se han centrado en nuestro vecino planeta rojo abordándolo desde muchos puntos de vista: análogos terrestres, geología marciana, y por supuesto, los primeros resultados científicos del Curiosity.

Vida subterránea

En una de las ruedas de prensa del EPSC se habló de río Tinto como análogo terrestre de Marte, del proyecto IPBSL (Iberian Pyrite Belt Subsurface Life) y ya se dejó intuir uno de los resultados que minutos después anunciaría Ricardo Amils, director del proyecto, en su ponencia.

Los investigadores del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) Felipe Gómez, Olga Prieto y Ricardo Amils en el EPSC. Créditos: G. Arroyo/El Mundo.

El resultado en cuestión habla de unos microorganismos que habitan a una profundidad de 640 metros bajo la superficie de río Tinto. Estos microorganismos marcan el punto más profundo en el que se ha encontrado vida en España. Y estas formas de vida se están desarrollando en ausencia de luz y aire, alimentándose únicamente de pequeñas dosis de agua y de un mineral llamado pirita.

"No creo que nadie haya hecho biología a esta profundidad", aseveró Amils, acompañado en la rueda de prensa por Felipe Gómez y Olga Prieto.

La importancia del descubrimiento es que las condiciones que hay en este punto se cree que son similares a las que se pueden encontrar en el subsuelo de Marte, por lo tanto es factible pensar que  en nuestro planeta vecino pudiesen existir formas de vida similares.

Además, los resultados del proyecto "permitirán caracterizar un ecosistema -en referencia a río Tinto- del mayor interés para el diseño de la exploración del subsuelo de Marte en el futuro cercano", dijo Amils.

Como la "Bella Durmiente"

En esa rueda de prensa también se habló unas bacterias muy especiales que fueron "despertadas" tras más de cien años de letargo. Se trata de unos microorganismos hallados en Chott el Jerid, un lago salado en tierras tunecinas.

Vista del lago Chott el Jerid. Créditos: V. Mülhstein.

Tras los primeros análisis observaron una serie de concentración de materia orgánica, y junto a ella, seres vivos microscópicos que se nutrían de ella. Posteriormente, situando estos seres vivos "dormidos" en un medio rico en glucosa consiguieron "despertarlos" tras más de un siglo. Según Gómez, "algo así se podría encontrar en Marte".

Riachuelos marcianos

Uno de los momentos cumbre del congreso fue cuando el último día se ofreció una rueda de prensa donde se habló de los primeros resultados científicos ofrecidos por el Curiosity.

Concretamente se habló del descubrimiento de unas rocas que han sufrido erosión líquida.

Imagen del Curiosity de un paisaje erosiado marciano (izquierda) en comparación con un paisaje erosionado terrestre (derecha). Créditos: NASA/JPL-Caltech/MSSS-PSI

William Dietrich, investigador de la Universidad de Berkeley y uno de los responsables de la misión, explicó desde Estados Unidos que "teniendo en cuenta el tamaño de las piedras, se puede interpretar que el agua se estaba moviendo a unos 0.9 metros por segundo".

Según los primeros análisis, la profundidad de los riachuelos podría variar entre los diez centímetros hasta aproximadamente un metro. "Esta es la primera vez que realmente hemos visto piedras que fueron transportadas por agua en la superficie", sentenció Dietrich.

John Grotzinger, investigador del Instituto de Tecnología de California e investigador de la misión aseguró que "se ha encontrado el primer entorno potencialmente habitable en Marte".

La guinda del pastel

Para finalizar la semana, Charles F. Bolden, gerente de la NASA visitó entre otros lugares el Centro de Astrobiología y la Estación de Seguimiento de Espacio Profundo de la NASA en Madrid (MDSCC). Agradeció la tecnología española a bordo del Curiosity -el instrumento REMS- ya que "aporta información valiosísima de cara a enviar humanos a Marte en un futuro", dijo.

Charles F. Bolden, gerente de la NASA. Créditos: NASA.

Dijo además que los españoles debemos estar orgullosos ya que gracias a este proyecto "España está representada en la superficie de Marte", a pesar de que "había muchos que no creían que se pudiera conseguir", puntualizó.

En palabras del director del Centro de Astrobiología e investigador principal del REMS, Javier Gómez-Elvira, el objetivo del instrumento es "reflejar el clima de Marte y, lo más importante, determinar su habitabilidad".

Para terminar, y volviendo a Bolden, animó a los jóvenes para que se interesasen por estos temas con una frase cargada de intención: "todos estos datos están encaminados a que en un futuro llevemos a humanos a Marte. Y, tal vez alguno podría ser español".

Lo próximo

Tal vez lo siguiente que nos anuncien los responsables del Curiosity sea la naturaleza de la roca "Matijevic" -llamada así en honor a Jake Matijevic, ingeniero de la NASA fallecido recientemente-. El Curiosity ya le ha hecho varios análisis, los resultados ya han sido recibidos. Ahora los están analizando.

La roca Matijevic a todo color. Créditos: NASA-JPL/Caltech.

Según la morfología de la roca, a mi parecer se trata de un meteorito en base a las marcas erosivas que presenta. La ausencia de cráter puede ser debida a la existencia de una zona oceánica en el momento del impacto.

Seguro que pronto nos revelan la naturaleza de la roca y otras muchas sorpresas.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario