20 de septiembre de 2012

Más cerca del Big Bang

El telescopio espacial Hubble nos ha vuelto a sorprender. Esta vez ha sido con otro telescopio espacial como aliado: el Spitzer. Juntos han logrado detectar la galaxia más lejana conocida hasta ahora, una galaxia que se formó tan sólo 200 millones de años tras el Big Bang.

Imagen de la galaxia descubierta y del cúmulo que la ha amplificado. Créditos: NASA.

Puede parecer que 200 millones de años es una eternidad, pero teniendo en cuenta la edad del Universo -unos 13700 millones de años- es tan sólo un suspiro ya que corresponde a un 1.46 % de su edad actual. Por aquel entonces el Universo se encontraba en la fase de reionización y los telescopios actuales no pueden escrutar esa zona.

Lentes gravitatorias

El investigador del CSIC Txitxo Benítez ha participado en esta investigación y afirma que "la mayor parte de los objetos de este tipo que se conocen son extremadamente débiles y no se puede decir mucho más allá de que existen". Pero la luz que llega de MACS1149-JD, región donde se encuentra esta galaxia, "está amplificada casi 15 veces por el efecto de una lente gravitatoria", añade Benítez.

Esquema de una lenta gravitatoria. Créditos: NASA/STScl.

Alberto Molino, también del CSIC, incide en que "las primeras estrellas surgieron entre los 100 y 250 millones de años tras el Big Bang y fueron las responsables de la reionización del medio interestelar poniendo fin a la era oscura", esto es, haciendo transparente al Universo y permitiendo que la luz viajase por el espacio-tiempo.

Proyecto CLASH

Toda esta investigación se enmarca dentro del proyecto CLASH (Cúmulos Lente y Vigilancia de Supernovas con el Hubble, por sus siglas en inglés) y esta investigación ha sido publicada en la revista Nature.

Así pues, parece que estamos empezando a vislumbrar los momentos en los que el Universo se hizo visible, el momento en el que "se hizo la luz".

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario