23 de octubre de 2013

Planck cierra los ojos

El 14 de mayo de 2009 se lanzó al espacio un Ariane 5 con una carga muy valiosa: Los observatorios espaciales Herschel y Planck, de la Agencia Espacial Europea. El pasado junio, y tras una vida llena de observaciones astronómicas muy valiosas, Herschel cerró los ojos. Y hoy, sobre las 14:00 le llega el turno a Planck.
Sobre las 14:00 está prevista la desconexión de Planck.

La materia oscura

Gracias a Planck y sus mediciones, hemos conocido los porcentajes más exactos hechos hasta ahora sobre la materia oscura.

Según el análisis de resultados, el universo conocido está compuesto en un 4.9% de materia ordinaria, es decir, de materia que nuestros instrumentos son capaces de "ver", ya sea en el infrarrojo, visible o ultravioleta. La materia oscura, es decir, la materia que nuestros instrumentos no son capaces de captar directamente, llegaría a un 26.8%. En cuanto a la energía oscura, responsable de la expansión acelerada del universo, sería del 68.3%.

Impresión artística del satélite Planck. Créditos: ESA/JPL-Caltech.

Esto confirma lo que se venía diciendo años atrás, pero con un nivel de precisión mayor: el universo palpable, por decirlo de alguna manera, es un pequeño porcentaje del total.

Los instrumentos

Uno de sus instrumentos, el HFI (High Frequency Instrument), ya había agotado el helio líquido que lo refrigeraba a principios de 2012. A esa fecha, el Planck ya había realizado 5 estudios completos del cielo con el HFI y con el LFI (Low Frequency Instrument).

A partir de esa fecha, se vinieron realizando estudios únicamente con el LFI, lo que permitió profundizar en el fondo cósmico de microondas (CMB, cosmic microwaves background) realizando 3 estudios completos, afinando los resultados anteriores proporcionados por COBE y WMAP.

Imagen global del CMB proporcionada por Planck. Créditos: ESA.

Comparación del estudio del CMB proporcionado por COBE, WMAP y Planck. Créditos: NASA/JPL-Caltech/ESA.

Una jubilación segura

En palabras de Steve Foley, portavoz de la ESA, durante estos días están preparando al Planck para "un apagado seguro permanente" para situarlo en una órbita de aparcamiento alrededor del Sol alejada de la órbita del sistema Tierra-Luna, el mismo procedimiento que se siguió con el Herschel.

En resumen, los científicos e ingenieros involucrados con Planck, pueden desconectarlo con la conciencia tranquila ya que ha cumplido los objetivos.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario