27 de mayo de 2015

Joya cósmica en la Vela

El telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO nos vuelve a ofrecer una joya cósmica, esta vez apuntando a la constelación de la Vela. Nos muestra una imagen en dos planos donde en el más cercano a nosotros podemos encontrar una colección de estrellas azules. En el plano más alejado, y como telón de fondo, apreciamos una brillante nube teñida del típico rojo de hidrógeno llamada RCW 34.

Imagen 1: Región de formación estelar conocida como RCW 34. Créditos: ESO.

Desgarrando átomos

Dentro de la nube, también llamada Gum 19, se esconde un grupo de estrellas masivas jóvenes que irradian ultravioleta ionizando el gas de la nebulosa provocando que los electrones de los átomos de hidrógeno escapen.

El hidrógeno ionizado que se produce es un tesoro para los astrónomos ya que indica la existencia de regiones de formación estelar; es en estas grandes nubes donde se produce el colapso de los gases para formar nuevas estrellas, por tanto, en lugares como este podemos estudiar el nacimiento y la evolución estelar.

Alta extinción

Ocurre también que Gum 19 tiene una extinción extremadamente alta. Esto quiere decir que casi la totalidad de la luz visible de esta región es absorbida antes de que llegue a la Tierra, así que tenemos que echar mano de telescopios infrarrojos para analizarla.
Imagen 2: Amplio campo de las región y RCW 34. Créditos: ESO/Digitized Sky Survey 2.

Y si analizamos el rojo de hidrógeno más detenidamente podemos concluir que en esa región existe una gran cantidad de estrellas jóvenes cuya masa es tan sólo una fracción de la del Sol. Estas pequeñas estrellas se agrupan alrededor de las más viejas y masivas, situadas todas ellas en la zona central, mientras que un pequeño número de estrellas son las situadas en la periferia de la nube.

Esta distribución hace pensar a los astrónomos que han sucedido diferentes episodios de formación estelar dentro de la nube. De hecho, se cree que tres gigantescas estrellas se formaron en un primer evento que desencadenó la formación de las estrellas menos masivas, dando lugar al conjunto que podemos apreciar en esta joya cósmica.

La imagen 1 forma parte del ESO Cosmic Gems Programme y se ha obtenido con datos del instrumento FORS (FOcal Reducer anda low dispersion Spectrograph) instalado en el VLT (Very Large Telescope) utilizando los siguientes filtros:
- Filtro Óptico en banda B (440 nm).
- Filtro Óptico en banda V (557 nm).
- Filtro Óptico en banda R (655 nm).
- Filtro Óptico en banda H-alpha (660 nm).

La imagen 2 forma parte del sondeo Digitized Sky Survey 2 y es una composición en los siguientes filtros:
- Filtro Óptico en banda B.
- Filtro Óptico en banda R.
El ESO Cosmic Gems Programme es una iniciativa de divulgación que pretende producir imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO, con un fin educativo y divulgativo. El programa hace uso de tiempo de telescopio que no puede utilizarse para observaciones científicas. Todos los datos obtenidos también están disponibles para posibles aplicaciones científicas y se ponen a disposición de los astrónomos a través de los archivos científicos de ESO.
Referencias:

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

National Geographic Oferta

No hay comentarios:

Publicar un comentario