20 de mayo de 2015

Medusas en el cielo

Existe un ser mitológico encarnado en un cuerpo femenino cuyos cabellos estaban formados por serpientes y aquella persona que la miraba se convertía en piedra. Su nombre era Medusa y murió a manos de Perseo, hijo de Zeus. Y es en la constelación de Perseo donde podemos encontrar la cabeza de Medusa en forma de una estrella variable llamada Algol.

Pero hoy no hablaremos de esa estrella, sino de una nebulosa planetaria que también toma el nombre de la gorgona que convertía a los hombres en piedra. La nebulosa Medusa, también conocida por Sharpless 2-274, PN A66 21, o más sencillamente Abell 21, se encuentra a una distancia de 1.500 años luz en dirección a la constelación de Géminis.

Imagen 1: Región del cielo que rodea a la gran, aunque débil, nebulosa planetaria conocida como nebulosa Medusa. Puede verse el objeto en toda su amplitud, así como muchas estrellas débiles y, más allá, numerosas galaxias distantes. Créditos: ESO/Digitized Sky Survey 2.

Nebulosa de serpientes

La forma de esta nebulosa nos recuerda a una media Luna, donde unos filamentos de gas formados por la eyección intermitente de masa de la estrella moribunda nos recordaría a las serpientes de Medusa. Hacia el centro de la imagen apreciamos una estrella brillante llamada TYC-776-1339-1, pero no debemos confundirla con la estrella que dio origen al cúmulo, ya que ésta se encuentra fuera del centro de la media Luna hacia la derecha de la imagen y es mucho más débil que la anterior.

Gracias a la hostil radiación ultravioleta que genera la estrella madre de la nebulosa, los átomos del gas que se mueve hacia el exterior pierden sus electrones dejando tras de sí un gas ionizado que nos muestra un particular tono verdoso procedente del oxígeno doblemente ionizado. Cuando se observó por primera vez esta emisión verdosa con el filtro [O III], los astrónomos creían haber descubierto un nuevo elemento, apodado "nebulium". Más tarde, descubrieron que era simplemente una longitud de onda de radiación poco conocida procedente de la forma ionizada del oxígeno.

Imagen 2: Detalle de la nebulosa Medusa. Créditos: ESO.

Radiación prohibida

Como curiosidad, los corchetes que acompañan la nomenclatura de este tipo de emisión indican que procede de una línea prohibida de radiación, esto es, una transición que está prohibida por las reglas de selección cuántica, pero que aún así, puede tener lugar con una baja probabilidad.
El programa Joyas Cósmicas de ESO es una iniciativa de divulgación que pretende producir imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO, con un fin educativo y divulgativo. El programa hace uso de tiempo de telescopio que no puede utilizarse para observaciones científicas. Todos los datos obtenidos también están disponibles para posibles aplicaciones científicas y se ponen a disposición de los astrónomos a través de los archivos científicos de ESO.
La imagen 1 ha sido obtenida gracias al proyecto Digitized Sky Survey 2 con los siguientes filtros:
- Filtro Óptico en banda R.
- Filtro Óptico en banda B.
- Filtro Infrarrojo en banda I.

La imagen 2 forma parte del programa "Joyas Cósmicas de ESO" y utiliza datos del instrumento FORS (FOcal Reducer and low dispersion Spectrograph) del VLT en los siguientes filtros:
- Filtro Óptico en banda B.
- Filtro Óptico en banda V.
- Filtro Óptico en banda R.
- Filtro Óptico en banda H-alpha (660 mm).
- Filtro Óptico en banda [OIII] (503 mm).

Referencias:

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

National Geographic Oferta

No hay comentarios:

Publicar un comentario