13 de mayo de 2011

Sobre el fin del mundo y otras pamplinas

Mapa del riesgo sísmico en nuestro planeta.
Créditos: IES Alonso Quijano (Alcalá de Henares)
Estos días se está produciendo una conjunción planetaria en nuestros cielos matutinos donde se pueden ver los planetas Júpiter, Venus, Mercurio y Marte.

Aunque estas alineaciones con tantos planetas sean poco frecuentes, están perfectamente explicadas por las matemáticas y la mecánica celeste y para nada representan las catástrofes y malos augurios de los que hablan algunos charlatanes.

Uno de ellos fue Raffaele Bendandi que profetizó que estos días un terremoto asolaría la ciudad de Roma. Otro, un maestro Wang, predijo que un movimiento sísmico de magnitud 14 en la escala de Richter provocaría un tsunami con olas de 170 metros que asolarían la ciudad de Taiwán. Según ellos, la suma de todas las fuerzas provocadas por la alineación de los planetas ejercerían un efecto de marea tal que sería capaz de desplazar las placas tectónicas y producir estos devastadores efectos. Para muchos de estos profetas, esta alineación marcaría el inicio del fin del mundo.

Un análisis objetivo

Aplicando las leyes que conocemos podemos calcular con extrema precisión la fuerza que ejercen todos los planetas en la conjunción, y es algo muy sencillo. Basta con aplicar la ley de la gravitación universal de Isaac Newton de la siguiente manera: si sabemos la masa del planeta y la distancia que nos separa de él, podemos calcular las fuerzas que ejercen sobre cada Kg de la materia terrestre, medidas en Newtons (N):

Mercurio: 0,000000001249 N
Venus: 0,000000006546 N
Marte: 0,0000000003557 N
Júpiter: 0,0000001650 N

La fuerza resultante tendría una magnitud de aproximadamente 0,0000001732 N sobre cada kilogramo de nuestro planeta, es decir, todos los planetas estirarían con una fuerza de marea equivalente a 1.7 miligramos sobre cada Kg de nuestro planeta. Algo inapreciable. Para contrastar, la fuerza gravitatoria que ejerce nuestra Luna sobre cada uno de nosotros es unas 200 veces mayor que la ejercida por todos estos planetas juntos.

Con datos en la mano, ni fin del mundo ni gaitas. Muchos de estos profetas han relacionado los terremotos de Lorca (Murcia, España) del pasado 11 de mayo con la conjunción planetaria. Recordemos que ha sido una catástrofe con víctimas mortales y las familias de los afectados ya tienen bastante con la situación como para que encima venga el profeta de turno relacionando los hechos. Ojalá y se acaben pronto esas teorías del fin del mundo apocalípticas, que, al fin y al cabo, sólo es palabrería. Centrémonos en lo que realmente importa.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario