6 de mayo de 2011

Sobre las teorías descabelladas

Imagen artística del Gravity Probe B orbitando la Tierra
mientras ésta deforma el espacio-tiempo. Créditos: NASA
El Cantar de mio Cid narra las aventuras de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador. Una de las leyendas que menciona este cantar de gesta es que incluso después de muerto ganó una batalla. Y os preguntaréis, ¿y esto tiene que ver algo con la Ciencia? En cierto modo, sí. Después lo veremos.

Para establecer la relación de Rodrigo Díaz de Vivar, debemos de empezar a hablar del satélite Gravity Probe B (GP-B) desarrollado por la NASA y la universidad de Stanford; fue lanzado el 20 de abril de 2004 con el fin de medir el teorizado efecto geodético, la curvatura gravitatoria del espacio-tiempo alrededor de un cuerpo y el arrastre del espacio-tiempo cuando un objeto está en rotación.

Para ello el satélite GP-B apuntó a la estrella IM Pegasi mientras orbitaba nuestro planeta. Si la gravedad no afectase al espacio-tiempo, los giróscopos del GP-B apuntarían en la misma dirección mientras estuviese en órbita. ¿Qué ocurrió? Los giróscopos experimentaron cambios diminutos -pero medibles- en la dirección de giro debido al arrastre gravitatorio de la Tierra, confirmando así una de las teorías de Albert Einstein. Estos resultados pueden verse en la revista Physical Review Letters.

En una nota de prensa de la agencia espacial estadounidense, Francis Everitt, investigador principal del Gravity Probe B, utiliza un símil bastante visual para explicar el efecto de arrastre de la gravedad: "Imaginemos que la Tierra estuviese inmersa en miel. Conforme rota el planeta, la miel que hay a su alrededor giraría; lo mismo ocurre con el espacio-tiempo".

Y aquí está la relación entre el Cid Campeador y Einstein, ya que una vez fallecidos, siguen "venciendo batallas". En el caso del científico, se siguen demostrando sus teorías. Muchas veces he intentado imaginar qué se le pasaba por la cabeza a Einstein para desarrollar lo que muchos denominaron su "propio Universo". Lo que en principio parecían teorías descabelladas, poco a poco se están confirmando dándole la razón a este gran científico.

Esto ha pasado y pasará siempre en todos los campos. Recordemos que un tal Cristóbal Colón quiso viajar a las Indias partiendo hacia el Oeste: muchos lo trataron de loco porque la Tierra era plana...

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

2 comentarios:

  1. Y cuántos acabaron en la hoguera por afirmar cosas que, con el tiempo, se han demostrado...?

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, la verdad es que es una lástima que la lista de condenados por defender una idea que posteriormente se validó sea tan larga.

    ResponderEliminar