24 de abril de 2012

Hubble: 22 años en órbita

La que es para mí la mejor toma del Hubble:
La imagen de campo ultraprofundo, una
auténtica mirada al pasado.
El transbordador espacial Discovery se encontraba en la plataforma de lanzamiento el 24 de abril de 1990. Estaba a punto de comenzar la misión STS-31. A bordo estaban el comandante Loren Shriver, el piloto Charles Bolden Jr. y los especialistas de misión Steven Hawley, Bruce McCandless II y Kathryn Sullivan. Y en la bodega de carga, una carga valiosísima: el telescopio espacial Hubble (HST por sus siglas en inglés).

Eran las 8:33 en Florida de ese 24 de abril y comenzó la cuenta atrás. Cuando el contador marcó cero, las más de 100 toneladas se fueron elevando del suelo rumbo al espacio exterior a una velocidad de más de 35.000 Km/h con el objetivo de descubrir los secretos más recónditos del cosmos.

El telescopio

Minutos después del lanzamiento, el Discovery ya estaba en el espacio. De la bodega de carga salió el Hubble para ser puesto en órbita terrestre elevado a unos 600 Km. sobre el nivel del mar. Puso en órbita un telescopio tipo Ritchey-Chrétien de 11 toneladas de peso con un espejo de 2.4m de diámetro.

El objetivo del Hubble no era uno en concreto. ¿Por qué? Nunca se había puesto en el espacio un instrumento de estas características y no se sabía lo que era capaz de obtener. Pero sin ninguna duda, el Hubble ha cumplido cualquier espectativa.

Abriendo los ojos al universo

Una imagen vale más que mil palabras, y no voy a ser yo el que os intente convencer de las maravillosas imágenes que nos ha proporcionado este magnífico telescopio: os recomiendo echar un vistazo aquí.

Las visitas al taller

Una vez el HST estuvo puesto en órbita no todo fue fácil. Para empezar, en el telescopio se producía una gran aberración esférica. Para ello, en 1993 el transbordador espacial Endeavour lo visitó en la que fue catalogada como la reparación más ambiciosa hasta el momento en la historia de la aeronáutica. Tras 10 días de misión lograron repararlo.

En 1997 el Discovery le hizo una nueva visita para cambiar el sistema de almacenamiento de datos y hacer algunos ajustes y sustituciones en varios espectrógrafos del telescopio.

De nuevo el Discovery lo visitó dos años después, en 1999 para corregir unos problemas que surgieron con unos giroscopios y hubo que sustituirlos.

Fue el Atlantis el encargado de transportar al equipo mecánico en 2002. En esta visita se instaló una nueva cámara, varios paneles solares rígidos, espectrómetros y una nueva unidad de potencia.

De nuevo el Atlantis fue el que transportó al último equipo de mecánicos del Hubble. Fue en 2009 y fundamentalmente el objetivo era reparar la Cámara Avanzada para Sondeos (ACS), tarea que se cumplió con éxito.

Y ahora... ¿qué?

La vida del telescopio espacial Hubble depende ahora de sus giroscopios y de su frenado atmosférico y ante el retraso del lanzamiento del James Webb Space Telescope (JWST) se alargará la vida del Hubble al máximo.

Aunque tras el Hubble lleguen otros telescopios espaciales con mejores prestaciones, el Hubble será recordado por ser el primer telescopio que nos abrió los ojos a un universo desconocido, emocionante y espectacular.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario