18 de junio de 2013

Herschel cierra los ojos

El 14 de mayo de 2009 la ESA lanzó un Ariane 5 al espacio con dos valiosas cargas en su interior: El Observatorio Espacial Herschel y el Observatorio Espacial Planck. Sus objetivos eran analizar el universo frío y analizar las anisotropías del fondo cósmico de microondas, respectivamente.

Hoy toca hablar del primero de ellos porque el Herschel ha dado por finalizada su misión. Herschel, ha cerrado sus ojos al universo.

#EndOfOperations

Hace unas semanas, la ESA avisaba que el Observatorio Espacial Herschel podría cesar su actividad científica en cualquier momento ya que sus reservas de helio líquido estaban casi agotadas. Sin la refrigeración necesaria que proporciona este elemento -cercana al cero absoluto- las medidas que proporcionan sus instrumentos carecen de la precisión científica que se requiere.

Tweet de @esaoperations anunciando el envío del comando que pondría fin a las operaciones del Herschel.

Los 2300 litros de helio en el momento del despegue le ofrecía una vida de operaciones de unos 3 años y medio, esto es, hasta finales de 2012 aproximadamente. Estas estimaciones suelen hacerse a la baja (aunque en el caso de la ESA son más realistas que la NASA), por lo tanto el tiempo de vida útil ha sido  ligeramente superior al esperado.

Y fue ayer cuando Martin Kessler, gerente de la misión, envió la orden de apagado al Herschel para que finalizara su misión.

El universo frío

El universo frío es aquel que no tiene la suficiente temperatura como para emitir radiación visible, pero sí en el rango de los infrarrojos. El Herschel ha estudiado este tipo de universo, de hecho, ha sido el primer telescopio en cubrir todo el rango del infrarrojo.

Martin Kessler enviando el último comando al Observatorio Espacial Herschel. Créditos: ESA.

Con este rango del espectro electromagnético, el Herschel ha estudiado el origen y evolución de estrellas y galaxias como nunca antes se había visto, ya que las nubes de polvo que nos impiden ver qué hay detrás o la falta de emisión en rangos perceptibles por otros instrumentos nos impedían hacer un análisis completo.

Y ahora, los datos que ha obtenido han ayudado a complementar lo que nos faltaba para comprender más completamente el proceso de creación y evolución de estrellas y galaxias.

Herschel en cifras

Desde el día del despegue hasta el día de su desactivación, el Herschel ha estado 1495 días en el espacio. Durante este tiempo ha realizado 35000 observaciones científicas (más de 20 al día).

De los 1495 días en el espacio, Herschel ha acumulado unos 1040 días de observaciones científicas y 83 días a calibración. El resto estuvieron destinados a tareas de mantenimiento y puesta a punto.

Tal vez Herschel no ha tenido tanta repercusión mediática como debiera, pero bastaba echar un vistazo a la página de operaciones de la ESA para darse cuenta de todo lo que iba haciendo, y se puede decir con la cabeza bien alta que ha sido realmente muy productivo.

Aunque Herschel se haya apagado, hay datos que ha proporcionado que todavía no se han terminado de analizar, así que, de manera póstuma, seguro que nos ofrece nuevos datos relevantes y sorprendentes del universo frío.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario