11 de marzo de 2014

Comunicado de la IAU

La IAU (Unión Astronómica Internacional) ha emitido un comunicado para clarificar los casos en los que un cuerpo celeste o alguna característica representativa debe ser nombrado y cómo debe ser dicha nomenclatura.

Esto es debido a que recientemente han surgido múltiples iniciativas que aprovechan el interés del público por el espacio y la astronomía, algunas de ellas incluso poniendo precio al nombramiento de objetos espaciales y de sus características, tales como los cráteres de Marte.

La Unión Astronómica Internacional (IAU) desea hacer hincapié en que estas iniciativas van en contra del espíritu libre e igualitario de acceso al espacio, así como contra las normas internacionalmente reconocidas. Este es el comunicado:
"Con el fin de asegurar que todos los científicos, educadores y público en general "hablen el mismo idioma", los astrónomos de la IAU se han puesto de acuerdo sobre las normas para asignar nombres a objetos espaciales, características de un cuerpo celeste o fenómenos observados de manera que puedan ser fácilmente localizados, descritos y tratados. Por ejemplo, las características de un determinado planeta o satélite reciben nombres escogidos de un tema en particular. Sólo a aquellas características que se consideren significativas para la ciencia se les asignará un nombre, dejando así otras características para ser nombradas por generaciones futuras.

Aunque las normas actuales son que el público en general no puede solicitar el nombre de una característica, sí pueden hacerlo a través de una invitación pública que surja de una agencia espacial o de los descubridores de dicha característica. Es el caso de la misión Magellan de la NASA lanzada en 1989: el público fue invitado a ofrecer nombres de mujeres que habían realizado aportaciones destacadas o fundamentales en sus campos, para así nombrar los cráteres de Venus.

Un ejemplo más reciente fue el nombramiento de los dos satélites recientemente descubiertos en Plutón en 2013: sus nombres fueron el resultado de una votación pública. Los nombres seleccionados fueron aprobados por la IAU con la colaboración del público. y la participación libre e igual se ofrezcan al público en general. En relación a los cráteres de Marte, sólo los "descubridores", en este caso las agencias espaciales, pueden tomar la iniciativa para involucrar al público en el proceso de nombramiento, en cooperación con la UAI y siguiendo la normativa internacional.
Representación artística del planeta Marte basada en imágenes de alta resolución tomadas desde el espacio donde se revelan algunos de los muchos cráteres que cubren gran parte de su superficie. Recientemente iniciativas que aprovechan el interés del público por el espacio y la astronomía se han multiplicado, algunos poniendo precio al nombramiento de objetos espaciales y de sus características, tales como los cráteres de Marte. La Unión Astronómica Internacional (IAU) desea hacer hincapié en que estas iniciativas van en contra del espíritu libre e igualitario de acceso al espacio, así como contra las normas internacionalmente reconocidas. Créditos: IAU / M. Kornmesser.

En 1919, cuando se fundó la IAU, se le dio la misión oficial de establecer una nomenclatura internacionalmente reconocida para los planetas y satélites. El objetivo en esos momentos fue el de estandarizar los diferentes sistemas de nomenclatura de la Luna que se encontraban por aquel entonces en uso. Desde entonces, la IAU ha construido con éxito un único catálogo oficial y fiable de nombres de características de la superficie lunar, lo que permite una buena comunicación pública y científica a nivel internacional. La IAU ha desempeñado un papel clave para lograr que la URSS y los EE.UU. lleguen a un acuerdo sobre las reglas de nomenclatura para las características lunares, incluso durante la carrera espacial de los años sesenta.

Hoy en día, el Grupo de Trabajo para la Nomenclatura de Sistemas Planetarios (WGPSN) de la IAU, en representación de la comunidad astronómica mundial, ofrece un sistema único de nombres oficiales de objetos del Sistema Solar (características de la superficie de un planeta, satélites naturales, planetas enanos, y anillos planetarios) para el beneficio de la comunidad científica internacional, los educadores y el público en general. Para obtener más sobre el nombramiento de objetos en el espacio, por favor visite la página Naming Astronomical Objects de la IAU.

La IAU anima a entidades que deseen promover la ciencia y la exploración espacial a seguir estas reglas internacionalmente aceptadas y explicarlas como parte de su programa de exploración espacial y educacional."
Nota de prensa (versión original): 

--
¿Te interesa? Sígueme en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario