16 de mayo de 2014

La Gran Mancha Roja está adelgazando

Sabemos que la Gran Mancha Roja de Júpiter es una tormenta anticiclónica arremolinada de altas presiones que gira en sentido contrario a las agujas del reloj en el hemisferio sur del planeta. En las imágenes se manifiesta en forma de ojo de un color rojo profundo con capas de remolinos con colores amarillo claro, naranja y blanco. Los vientos dentro de esta enrabietada tormenta joviana llegan a tener varios cientos de kilómetros por hora.

La Gran Mancha Roja pudo haber sido mencionada en escritos de finales de 1600, haciendo referencia a "un lugar permanente de Júpiter", pero las primeras observaciones de seguimiento de esta peculiar tormenta se remontan a finales de 1800 y sirvieron para calibrar su tamaño, abarcando unos 41.000 kilómetros en su punto más ancho, lo suficiente como para encajar tres Tierras una tras otra. 

Imagen de Júpiter tomada el 21 de abril 2014 con la WFC3 (Wide Field Camera 3) del Hubble. Créditos: NASA/ESA/A. Simon.

En 1979 y 1980 las sondas Voyager de la NASA sobrevolaron el planeta y la midieron. Su tamaño era de 23.335 kilómetros de ancho. Ahora, el Telescopio Espacial Hubble ha vuelto a observar la mancha, apreciando que es más pequeña que nunca.

"Recientes observaciones del Telescopio Espacial Hubble confirman que el lugar mide ahora algo menos de 16.500 kilómetros de diámetro, el diámetro más pequeño que hemos medido nunca", dijo Amy Simon del Goddard Space Flight Center de la NASA en Maryland (Estados Unidos).

Cintura de avispa
Observaciones aportadas por astrónomos aficionados desde 2012 revelaron un notable aumento en la tasa de contracción de la mancha. La "cintura" del lugar es cada vez más pequeña y se ha ido reduciendo desde entonces unos 1.000 kilómetros por año. La causa de esta contracción no se conoce todavía.

En esta comparativa, la imagen superior fue tomada por la WFPC2 (Wide Field Planetary Camera 2) en 1995 y muestra un diámetro de la mancha de algo menos de 21.000 kilómetros. La imagen central fue tomada por la WFC3 en 2009 y la mancha muestra un diámetro de algo menos de 18.000 kilómetros. La imagen de abajo, tomada en 2014 también por la WFC3, donde la mancha muestra si diámetro más pequeño de unos 16.000 kilómetros. Créditos: NASA/ESA/A. Simon. 

"En nuestras nuevas observaciones es evidente pequeños remolinos están alimentando a la tormenta", dice Simon. "Tenemos la hipótesis de que estos pueden ser los responsables de la aceleración de los cambios en la dinámica interna de la Gran Mancha Roja", añade.

El plan de Simon y su equipo es estudiar los movimientos de estos remolinos y la dinámica interna de la mancha para determinar cómo se alimenta el vórtice tormentoso.
El estudio científico ha sido realizado por  A. Simon del Goddard Space Flight Center (Estados Unidos), G. Orton del Jet Propulsion Laboratory (Estados Unidos), J. Rogers de la Cambridge University (Reino Unido), M. Wong de la California University (Estados Unidos) e I. de Pater de la California University (Estados Unidos).

La imagen completa de Júpiter fue tomada con la cámara WFC3 y es una composición en filtros Ultravioleta (U 395 nm), Azul (B 502 nm) y Rojo (R 631 nm).

En la imagen comparativa, la imagen superior (WFPC2) es una composición en filtro Ultravioleta (U 410 nm), Verde (V 555 nm) y Rojo (R 673 nm). La imagen central (WFC3) es una composición en filtro Ultravioleta (U 437 nm), Verde (B 508 nm) y Rojo (R 634 nm). La imagen inferior, al igual que la completa, es una composición en filtros Ultravioleta (U 395 nm), Azul (B 502 nm) y Rojo (R 631 nm).
Nota de prensa (ESA):

Nota de prensa (NASA):

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario