6 de agosto de 2014

Los secretos del Triángulo

Nuestra galaxia, la Vía Láctea, pertenece a un cúmulo galáctico donde por su tamaño destacan tres galaxias. Dos de ellas resultan familiares: la propia Vía Láctea y la galaxia de Andrómeda. Pero, ¿cuál es la tercera? Se trata del objeto número 33 del catálogo de Messier, conocida como NGC 598, enmarcada en la constelación del Triángulo a una distancia de 3 años luz de distancia.

Imagen 1: Mapa de la constelaión del Triángulo. Las estrellas que aparecen pueden verse a simple vista en una noche oscura y limpia. La galaxia espiral Messier 33 aparece en forma de elipse roja. Créditos: ESO/IAU/Sky & Telescope.

Esta galaxia es visible a simple vista en unas condiciones de cielo extremadamente oscuro y en condiciones de una vista excelente, ya que se encuentra al límite de la magnitud visual del ser humano. La cosa cambia al observarla a ojos de un modesto telescopio, se intuye una brillante nebulosidad, pero si nos fijamos en los detalles veremos que se trata de una galaxia espiral, similar a la nuestra propia.

Y la cosa cambia también cuando en lugar de usar un modesto telescopio utilizamos para observarla el VST (VLT Survey Telescope) de ESO (Observatorio Europeo Austral) del Observatorio Paranal en Chile. Este telescopio tiene 2,6 metros de diámetro de espejo y en su visión podemos obtener un campo bastante amplio, tanto como dos veces la Luna llena.

Una nueva imagen

Tomando varias imágenes con este telescopio y componiéndolas se ha logrado obtener la siguiente imagen:

Imagen 2: Aspecto de la Galaxia del Triángulo captada con el VST. Créditos: ESO.

Destaca en la galaxia la nebulosa gigante NGC 604 que, con un diámetro de 1.500 años luz es la mayor nebulosa de emisión conocida. Comparada con una de las más famosas, la Gran Nebulosa de Orión, ésta es 40 veces mayor.

El hecho de observar esta imagen, nos permite nuevamente maravillarnos con esta impactante imagen donde no sólo destacan los brazos perfectamente en espiral de la galaxia, sino también las regiones de formación estelar. Además, escrutando el rico fondo estelar, se pueden encontrar alguna sorpresa en forma de galaxia lejana.

Por cierto, para los amantes de las reglas mnemotécnicas, una buena forma de recordar esta galaxia tan sólo hay que recordar el “3” del triángulo: Messier 33, galaxia del Triángulo, 3 años luz de distancia.

Imagen 3: Captura de amplio campo del cielo que rodea a la galaxia Messier ensamblando imágenes que forman parte del sondeo Digitized Sky Survey 2. Créditos: ESO/Digitized Sky Survey 2. Agradecimientos: Davide De Martin.

Imagen 2: Composición creada a través de imágenes tomadas por el instrumento OmegaCAM del VST en los siguientes filtros:
Banda Óptica (filtro H-alpha: 659 nm)
Banda Óptica (filtro r: 625 nm)
Banda Óptica (filtro g: 480 nm)

Imagen 3: Composición creada a partir de imágenes del sondeo Digitized Sky Survey 2. Las fotografías originales fueron tomadas durante un período de más de 40 años, de 1949 hasta principios de 1990. Como resultado, algunas de las estrellas más cercanas en la imagen han cambiado significativamente de lugar debido a su movimiento propio. Estos aparecen como puntos dobles (uno rojo y otro azul). Los filtros usados fueron los siguientes:
Banda Óptica (filtro B)
Banda Óptica (filtro R)
Banda Óptica (filtro E emulsionado)
Banda Infraroja (filtro I)

Nota de prensa:

Nota de prensa (versión original):

Referencias:

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario