1 de julio de 2015

El cúmulo encerrado

Los cúmulos abiertos siempre despiertan interés entre la comunidad astronómica por un motivo muy claro: todas las estrellas nacen de la misma nube, por lo que su composición en cuanto a metales (recordemos que en astrofísica los metales son los elementos químicos más pesados que el helio) es muy similar y la edad de todas ellas es la misma, por tanto los distintos estados evolutivos que presentan se analizan viendo exclusivamente la masa de la estrella y comparándolos con los de sus compañeras.

En esta ocasión el instrumento WFI (Wide Field Imager) instalado en el telescopio de 2,2 metros MPG/ESO en el Observatorio La Silla de ESO (Chile) nos muestra un joven cúmulo abierto de estrellas conocido como NGC 2367, una joven agrupación estelar de unos cinco millones de años luz de longitud donde sus estrellas brillan con un intenso color azul, contrastando con el rojo emitido por el hidrógeno de la nube en la que se formaron.

Imagen 1: Aspecto del cúmulo NGC 2367. Créditos: ESO/G. Beccari.

Estos cúmulos son típicos de las galaxias espirales, formándose en regiones exteriores y las estrellas que los componen se van separando poco a poco de tal forma que en unos 50 millones de años el cúmulo desaparece y sus estrellas pasan a considerarse individuales. Pero si nos alejamos del cúmulo y de la nebulosa, aparece algo insólito.

Se cree que el cúmulo NGC 2367 y la nebulosa en la que se formó son el núcleo de una nebulosa de mayor tamaño conocida como Brand 16, donde ésta es solo una pequeña parte de una enorme megaburbuja llamada GS234-02 con un tamaño de varios cientos de años luz, formada a raíz de los vientos estelares producidos por estrellas especialmente masivas donde las burbujas individuales que formaban terminaron por fusionarse formando esta súperestructura. Estas estrellas ya estallaron como súpernovas, aumentando el tamaño de la burbuja todavía más, esculpiendo con el paso de los años la compleja estructura.
Este cúmulo abierto, llamado NGC 2367 fue descubierto por Sir William Herschel el 20 de noviembre de 1784 y está situado a unos 7.000 años luz de la Tierra en dirección a la constelacion de Canis Major.
La imagen 1 es una composición de tomas captadas por el instrumento WFI del telescopio de 2.2m MPG/ESO en los siguientes filtros:
- Filtro óptico en banda B
- Filtro óptico en banda V
- Filtro ultravioleta en banda U
- Filtro infrarrojo en banda I
- Filtro óptico en banda H-alpha

Referencias:

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

National Geographic Oferta

No hay comentarios:

Publicar un comentario