13 de junio de 2011

Eclipse de Luna

Imagen captada durante un eclipse lunar. Créditos: Antonio
del Solar / Museo de las Ciencias de Castilla la Mancha.
En la antigüedad, los eclipses han despertado sentimientos contrapuestos. Los eclipses totales de Sol, despertaban temor y fascinación: temor porque el Astro Rey se ocultaba ante sus ojos; fascinación porque, en mi opinión, es el espectáculo más fascinante que nos puede ofrecer la naturaleza. Sin embargo, los de Luna han despertado menor temor tal vez por que se podían apreciar con más frecuencia y tal vez por ésto, empezaron a perderles el temor que siembran sus análogos solares.

Estos fenómenos despertaron la curiosidad del hombre de la antigüedad y sintió la necesidad de explicarlos tanto a nivel mitológico como a nivel matemático intentando buscar un patrón y aprender a predecirlos. De hecho, los habitantes de la antigua Mesopotamia los predecían con gran precisión aunque desconocían el motivo por el que se originaban achacando estos sucesos a dioses, baticinando cualquier tipo de desgracia.

Frecuencia de eclipses

La proporción de eclipses en cada ciclo de Saros viene siendo de 43 eclipses solares y 28 lunares. Parece contradictorio ya que la mayoría de nosotros hemos visto más veces la Luna eclipsada que el Sol.

La explicación es muy sencilla: un eclipse lunar puede apreciarse desde todo un hemisferio mientras que el eclipse solar sólo ocupa una franja de aproximadamente 100 Km durante una longitud de unos 15000 Km. Sabiendo esto, es más probable toparte con un eclipse lunar.

El próximo eclipse

El 15 de junio de 2011 se producirá un eclipse, concretamente de Luna. La tabla de tiempos oficiales (en UT) es la siguiente:

Cortesía: José María Sánchez (Responsable del Área de
Astronomía del Museo de las Ciencias de Castilla la Mancha.
Desde la península ibérica no habrá que esperar la llegada de la totalidad del eclipse, ya que cuando la Luna aparezca por el horizonte, ya estará sumida en esa fase.

Recordemos que para ver un eclipse de Luna no hace falta protección visual (¡OJO! Para los eclipses solares la protección visual es imprescindible) y se puede ver a simple vista, aunque un pequeño telescopio o unos prismáticos también ayudan. Además, si la meteorología no acompaña o estáis fuera de la zona de visualización, muchos observatorios astronómicos lo retransmitirán en streaming para todos.

Disfrutad del espectáculo.

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

5 comentarios:

  1. Parece que nubes no vamos a tener... A ver si no hay nada que impida verlo!

    ResponderEliminar
  2. No se si podré acercarme a la playa y fotografiar ese atardecer... pero, espero que algun alma caritativa me ceda alguna, :)

    ResponderEliminar
  3. Las tengo!!!...Hermano Sol Hermana Luna.... :)

    ResponderEliminar