9 de febrero de 2015

Sorpresa en forma de estrellas enanas

Siempre me hace especial ilusión cuando algún amigo mío publica un artículo en alguna revista de renombre. Y este es uno de esos casos. Porque hoy 9 de febrero Nature alberga una investigación de Miguel Santander, científico del OAN (Observatorio Astronómico Nacional) en Alcalá de Henares y del Instituto de Ciencias de los Materiales (CSIC) en Madrid.

El primer hallazgo

Miguel y su equipo analizaron la inusual nebulosa Henize 2-428 para averiguar cómo algunas estrellas producen al final de sus vidas nebulosas planetarias asimétricas. "Cuando observábamos la estrella central de este objeto con el VLT (Very Large Telescope) de ESO, encontramos no una, sino dos estrellas en el corazón de esta brillante nube extrañamente torcida", comenta Henri Boffin investigador en el ESO en Chile y coautor del artículo que presenta los resultados.

Imagen 1: Representación artística que muestra la parte central de la nebulosa planetaria Henize 2-428 con sus dos enanas blancas. Créditos:  ESO/L. Calçada.

Este hallazgo apoya la teoría de que las estrellas centrales dobles podrían explicar las extrañas formas de algunas de estas nebulosas, pero un resultado más interesante todavía estaba por llegar. "Posteriores observaciones llevadas a cabo con telescopios en las Islas Canarias nos permitieron determinar la órbita de ambas estrellas y deducir tanto sus masas como la distancia que las separa. Entonces fue cuando nos llevamos la mayor sorpresa", informa Romano Corradi, investigador del IAC (Instituto de Astrofísica de Canarias) y coautor del artículo.

El soprendente resultado

Cada una de las dos estrellas tiene una masa ligeramente inferior a la del Sol y juntas forman la pareja de estrellas de este tipo más masiva encontrada hasta la fecha. Orbitan entre sí cada cuatro horas, estando tan cerca la una de la otra que se fusionarán en los próximos 700 millones de años. Cuando lo hagan la estrella resultante será lo suficientemente masiva para que nada pueda evitar que colapse sobre sí misma para estallar como una supernova de tipo Ia. "Hasta ahora, las supernovas de tipo Ia por fusión de dos enanas blancas eran puramente teóricas", explica David Jones, investigador del ESO.

Imagen 2: Aspecto de la nebulosa planetaria Henize 2-428 obtenida con el Very Large Telescope. Créditos:  ESO.

"Si el brillo de la supernova es el de una tipo Ia normal y la distancia es la que creemos, la magnitud aparente será entre -5 y -6", explica Miguel para este blog. Con esa magnitud, la supernova se convertiría en el tercer objeto más brillante del cielo tras el Sol y la Luna, sería fácilmente detectable en la constelación del Águila.

"Es un sistema extremadamente enigmático", afirma Miguel. "Tendrá repercusiones importantes para el estudio de supernovas de tipo Ia, que se utilizan para medir distancias astronómicas y fueron clave para descubrir que la expansión del universo se está acelerando debido a la energía oscura", concluye.
Los resultados de la investigación se han publicado el 9 de febrero de 2015 en la revista Nature bajo el título "The double-degenerate, super-Chandrasekhar nucleus of the planetary nebula Henize 2-428" por M. Santander-García et al.

El equipo que ha llevado a cabo la investigación está compuesto por M. Santander-García (Observatorio Astronómico Nacional, España; Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (CSIC), España), P. Rodríguez-Gil (Instituto de Astrofísica de Canarias, España; Universidad de La Laguna, España), R. L. M. Corradi (Instituto de Astrofísica de Canarias, España), D. Jones (Instituto de Astrofísica de Canarias, España), B. Miszalski (South African Astronomical Observatory, Sudáfrica), H. M. J. Boffin (European Southern Observatory, Chile), M. M. Rubio-Díez (Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), España) y M. M. Kotze (South African Astronomical Observatory, Sudáfrica).
La imagen 2 fue tomada por el instrumento FORS2 (Focal Reducer/low dispersion Spectrograph 2) instalado en el VLT (Very Large Telescope) con los siguientes filtros:
- Filtro Óptico en banda [OIII]/3000 (504 nm)
- Filtro Óptico en banda [OIII] (500 nm)
- Filtro Óptico en banda H-alpha (656 nm)

Artículo científico: 

Referencias:

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

National Geographic Oferta 

No hay comentarios:

Publicar un comentario