6 de octubre de 2011

La manzana mordida, de luto

La manzana mordida, de luto.
En muchas de las reuniones científicas, congresos de ciencia, etc. es típico ver ordenadores con la manzana mordida al dorso de la pantalla. Una imagen que de unos años a esta parte se ha convertido en algo más que un símbolo. Pues bien, como ya muchos de vosotros sabréis, esta madrugada esa manzana mordida perdió a uno de sus pilares más importantes: Steve Jobs.

Estoy seguro que muchos de vosotros os enterásteis de su fallecimiento a través de alguno de los dispositivos que él mismo diseñó. En mi caso fue así. Y aunque en este blog quede un poco fuera de lugar, me gustaría rendirle mi pequeño homenaje a una persona que revolucionó el mundo de la tecnología, un soñador que cambió el mundo.

Para mí Apple es una marca que ha conseguido reunir entre sus características principales una alta funcionalidad y la tecnología más puntera, unido a un diseño agradable e innovador.

No sé si habéis escuchado alguna de las presentaciones que hizo de sus productos: un hombre tranquilo presentando un producto innovador pero dentro de lo esperado. Todo cambiaba cuando decía eso de "Ah! Una cosa más", y era entonces cuando comenzaba la revolución.
El sueño que comenzó en un garaje junto a Steve Wozniak -Woz, como le llamaba cariñosamente Steve Jobs- terminó esta madrugada. Pero espero que su forma de pensar siga anidando en ese gran proyecto llamado Apple.

Me gustaría terminar con unas palabras de Steve Jobs: "No os dejéis atrapar por el dogma que es vivir según los resultados del pensamiento de otros. No dejéis que el ruido de las opiniones de los demás ahogue vuestra propia voz interior. Y lo más importante, tened el coraje de seguir a vuestro corazón y vuestra intuición. De algún modo ellos ya saben lo que tú realmente quieres ser. Todo lo demás es secundario." En resumen, "Piensa diferente".

--
¿Te interesa? Sígueme también en Twitter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario